Uso de cookies
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y por motivos funcionales y estadísticos. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Barco a Tabarca: la excursión perfecta si estás en Alicante

Una visita en barco a la isla de Tabarca es casi obligada para quienes disfrutan de unas vacaciones en las costas de Alicante


Si estás veraneando en Alicante y estás buscando pasar un día diferente, una excursión en barco a Tabarca es una idea muy práctica. La isla de Tabarca ofrece muchas posibilidades en cuanto a gastronomía, actividades y parajes naturales e históricos.

Con el alquiler de un velero privado, podrás organizar una divertida excursión a la isla, con total libertad de horarios y sin depender de empresas de transporte para ir y volver a la isla, o desembarcar. También puedes escoger una excursión en maxi catamarán y disfrutar de una deliciosa comida a bordo.

La isla de Tabarca se sitúa a tan solo 8 kilómetros de la costa del municipio alicantino de Santa Pola. Por ello, las rutas en barco más comunes son desde Santa Pola o desde el puerto de Alicante, a 22 kilómetros de la isla. Dependiendo del puerto desde el que iniciemos la travesía en barco, ésta puede durar entre 1 hora y 45 minutos desde Alicante y 45 minutos desde Santa Pola.

Alquilar un barco para visitar Tabarca es una opción ideal para disfrutar de la comodidad de una travesía en velero y, al mismo tiempo, descubrir todas las riquezas de la única isla habitada de la Comunidad Valenciana. Con el velero podremos iniciar el día con un agradable paseo en barco, tomar el sol, disfrutar de la brisa del mar…

Además, al contar con un velero propio podrás disfrutar no solo de la isla de Tabarca, sino también de los pequeños islotes que la rodean (La Cantera, La Galera y La Nao), donde descubrirás sus calas de aguas cristalinas. Una visita al archipiélago garantizará un día diferente y lleno de actividades.

Tabarca es un destino ideal para grupos de amigos y familias con niños. Primera reserva marina de España, cuenta con unas aguas perfectas para practicar snorkel. Además de su increíble flora y fauna marina, Tabarca también merece una visita a su faro o a la cueva del Llop de Mar.

Pasear por el núcleo urbano de Tabarca te permitirá conocer el patrimonio histórico del pueblo, muy visitado por piratas en el pasado. Hay un museo en la isla y numerosos edificios antiguos, como la Torre de San José o la Casa del Gobernador. Parte de la arquitectura del pueblo fue declarada Patrimonio Histórico Artístico en 1964.

Finalmente, para un día completo y diferente en Tabarca, además de disfrutar del mar desde el velero y de la reserva natural e histórica de la isla, no podemos olvidarnos de su interesante gastronomía. Podrás degustar el tradicional caldero de Tabarca en uno de los muchos restaurantes de la playa o el casco urbano, así como arroces alicantinos y pescadito frito.

<div class="fb-like" data-href="https://www.facebook.com/Nomadsail/" data-width="" data-layout="standard" data-action="like" data-size="small" data-show-faces="true" data-share="true"></div>